lunduniversity.lu.se

Språk- och litteraturcentrum

The Joint Faculties of Humanities and Theology | Lund University

Descripción

Se dice a menudo de la semiótica, que se puede traducir como la ciencia de la significación, que se deriva de dos fuentes, del filósofo norteamericano Charles Sanders Peirce, y del lingüista suizo Ferdinand de Saussure.

 

Es la última tradición, en particular, la que ha tenido un desarrollo fecundo en nuestro siglo, comenzando en Rusia y en Checoslovaquia durante las primeras décadas del siglo, para encontrar después un vigor nuevo en Francia y Italia en los años ‘50 y ‘60, y finalmente difundirse en el mundo entero, notablemente en Alemania, Bélgica, Dinamarca, Polonia, y España, dentro de Europa, y en E.E.U.U. y América Latina. Con la sola excepción de Dinamarca, los países nórdicos forman parte de los recién llegados a este juego. Actualmente, en el mejor trabajo, el rigor filosófico de Peirce se ha unido íntimamente al acercamiento empírico que se encuentra en Saussure.

 

La semiótica es sobretodo un punto de vista peculiar: una perspectiva que consiste en preguntarse de qué manera las cosas se convierten en portadoras del significado. Así, la tarea de la semiótica conlleva la determinación de los criterios que pueden ayudar a diferenciar los tipos diversos de signos y otras clases de significaciones. Dos casos bien conocidos de tales tipologías son la tricotonomía de Peirce que separa el ícono, el índice y el símbolo, asi como la oposición entre el análogo y el digital. Ambas distinciones resultan ser insuficientes, si no inadecuadas, cuando se confrontan al sistema realmente existente de significación.

 

Una explicación parcial de este estado de cosas es que un mismo signo puede jugar varios papeles al mismo tiempo: una imagen puede representar algo, expresar algo, referirse a su propio carácter material, aludir a algo, ser una metáfora o un constituir otro tipo de signo indirecto. Puesto que la semiótica se interesa en encontrar reglas y regularidades generales, intenta describir estos fenómenos como funciones genéricas en una cierta clase de sístema.

 

Pero se tiene que admitir que estas funciones genéricas son modificadas por los contextos en los cuales aparecen. Por lo tanto, la semiótica no solamente tiene como tarea describir semejanzas y desemejanzas entre diversas maneras de transmitir el significado, pero tiene igualmente que dar cuenta de las diversas maneras en las cuales varios sistemas del significado colaboran en la transmisión de la significación (el lenguaje hablado y escrito, los gestos y la expresión facial durante una charla o como parte de una representación teatral o de una película; algo que también se puede transmitir por los nuevos medios de comunicación tales como el ordenador, etc.). En contraste con el acercamiento abstracto que caracteriza la semiótica anterior, la semiótica de la cultura estudia semejanzas y convergencias entre diversos sistemas de significación en culturas históricamente existentes.